Reiki: Canalización y transmisión de energía vital por medio de la imposición de manos

¿Qué es el Reiki y para qué sirve?

El tan famoso y difundido Reiki que hoy mucha gente aprende a través de cursos y emplea es una técnica por la cual se canaliza y transmite toda la energía vital por medio de la imposición de manos y así se obtiene sanación, paz, y equilibrio.

reiki

La palabra Reiki deriva del sánscrito REI, que es energía universal y KI que es la energía vital.

Otra tanta gente acude a los especialistas en Reiki para mejoras de dolencias, problemas de tipo sentimental, sentimientos de ira, enojo y resentimiento, estrés, insomnio u otros hábitos que producen daño a nuestro organismo. En cuanto a lo espiritual, en el Reiki hallamos el equilibrio, la armonía y la paz.

El Reiki opera realizando procedimientos que van directamente a la raíz del problema, ya sea físico o de índole emocional y de esta manera el comportamiento,  como la conducta que han creado un desestabilización se sana. Por otro lado es beneficio para la elevación espiritual y la expansión de la conciencia del Ser.

Todos podemos recibir ayuda a través del Reiki estemos o no enfermos. También las embarazadas y los niños e incluso muchos bebés, como los animales y las plantas. Pues esta energía se expande en todo y hacia todo y todos.

Este tipo de terapia se puede complementar con otras de las denominadas psicológicas, pues no afectan al individuo. Además para que la gente se quede tranquila, esta práctica está reconocida por la Organización Mundial de la salud.

Este método, esta práctica tiene sus raíces en las creencias hinduistas que parte  de los chakras (ya hablaremos de ellos) que todos poseemos, incluso los animales tienen un chakra en el centro de la cabeza. Los chakras explican los estados de salud de acuerdo al malestar que  se manifiesta. Se entiende que cuando un cackra se encuentra bloqueado, aparece una enfermedad o trastorno psicológico.

Es así que el especialista en Reiki deviene un canalizador de toda la energía universal y su meta es la de lograr armonizar a la persona en el plano físico, emocional, mental y por supuesto espiritual. Es increíble pero el efecto es muy notable.

En estados Unidos los cirujanos lo emplean en el momento en que un paciente entra al quirófano.  

Existen muchas corrientes de Reiki y  cada una se enseña de manera diferente, pero todas actúan bajo un mismo principio. Por ello les recomiendo informarse, porque aun están estando sanos  a través de esta estupenda práctica podemos elevar nuestro estado emocional, potenciarlo, lograr un equilibrio, una armonía y evitar que los pensamientos negativos bloqueen los chakras y que aparezcan enfermedades. No hay que temerle al Reiki puesto que no tiene ningún efecto secundario, no crea adicción ni se utiliza ninguna sustancia química. De esta manera, con algunas sesiones de Reiki continúas  logramos sanarnos y  mantener la alegría del vivir.

Comentarios

Comentarios

Comentarios