Educando Jugando. Qué necesitan los niños de hoy?

Educando Jugando. ¿Qué necesitan los niños de hoy?

Pedagogía Waldorf

“Las facultades que determinan nuestra inteligencia, nuestra experiencia vital y nuestra conducta social, son resultado de que en la infancia nos hayan conducido a saber jugar correctamente” Rudolf Steiner

Podemos percibir que hoy día las individualidades en los niños están muy presentes y marcadas desde los primeros años de vida. La autoridad que el adulto representaría para el niño, ya no es condición natural, sino que los pequeños reclaman el reflejo del trabajo interno del adulto para así advertir la autoridad. Con esto podemos decir, que la autoeducación es el primer paso hacia la educación de los niños y la libertad, siendo coherentes en nuestro pensar, sentir y actuar, para no caer en la contradicción y en la carencia de sentido.
Los niños de esta época están inmersos en un mundo colmado de discordancia, estímulos y atracciones materialistas que atentan muchas veces contra el bienestar  y el propio balance natural del ser humano. Es por eso, que en estos períodos,  es imperioso volver a reconectar con los principios básicos de la existencia. La alimentación del infante, no está basada solamente en la ingesta de comida, sino también en alimento anímico y espiritual. Algunos puntos esenciales más allá de una alimentación sana y orgánica, es el juego del niño. ¿Qué tipos de juegos y elementos les estamos ofreciendo a los niños para jugar? ¿Respetamos sus ritmos?

Brindarles los materiales adecuados para que jueguen es parte de la formación y educación apropiada  que los pequeños necesitan recibir. Lo ideal es ofrecerles  elementos nobles y naturales, siempre teniendo como premisa su origen y creación, si pensamos de donde provienen, podremos seleccionar lo mejor para nuestros niños. No es lo mismo que el niño juegue con un objeto de plástico, a uno de madera. Detrás de la madera está la esencia de la vida misma, ya que proviene de la naturaleza, por ende ese elemento conectará con lo orgánico, promoviendo un tipo de textura, aroma y sustancia particular.  Les recomendamos algunas sugerencias a la hora de elegir juegos y materiales para los niños: – pizarrones, tizas, acuarelas vegetales, pastas y crayones de cera (para pintar),  – arcilla y cera de abeja (para modelar), – lana de oveja natural, telares, bordados, vellón (manualidades), elementos de la naturaleza para hacer móviles y decoraciones: hojas secas, ramitas, piedras, flores, piñas, frutos secos, – caracoles, cristales, arena (para hacer mandalas y dibujos sobre una plataforma), – nidos de pájaros, muñecos, duendecillos y animales de paño ó tejidos  a mano, – telas de diversos colores y texturas (que sean de fibra natural, los niños las utilizan con múltiples fines, hacen casitas, las transforman en capas y en todo lo que su imaginación despliegue), instrumentos de música (flautas de caña, tambores, palillos, campanitas, etc.), amasado de pan y todo lo que el niño pueda crear con sus manos en alimento, siempre acompañado y guiado por un adulto (ya sea manteca, crema, jugos de frutas, tortas, pizzas, etc.), juegos con la tierra, ya sea plantar, cavar, cortar ramas, hacer casitas con troncos. Pensemos que los niños a través de sus juegos siempre intentan acercarse a la realidad, porque de ese modo la descubren y la interiorizan, es por eso que los niños juegan a la mamá, al doctor, a la maestra,  al carpintero, construyen viviendas, preparan la comida, visten a sus muñecos. Si los observamos en todos sus actos imitan la vida misma, es por eso, que debemos ponerles a su alcance aquellas cosas que creamos necesarias para su desarrollo y bienestar. Es de vital importancia que los niños tengan momentos de juego libre y otros  que sean más pautados, como por ejemplo, si el niño está en su casa  y los padres quieren educarlo a través del juego, pueden colaborar en las tareas del hogar asistidos por sus padres, teniendo en cuenta que de esa manera el infante estará conociendo el mundo y al mismo tiempo jugando a través de la educación, por supuesto tendremos que usar la creatividad para que la labor no sea un pesar para el niño sino un divertimento y aprendizaje, mientras el adulto esté bien predispuesto, comprenda los tiempos y necesidades de los niños podrá saber que lo más importante es el proceso que el pequeño  vive en su interior, más allá del resultado que se obtenga con la tarea. Nosotros educamos para el futuro, ese es el propósito y objetivo, estamos formando futuros hombres para una sociedad más justa, verdadera y equitativa.

Recordemos entonces, que si conducimos a los niños a saber jugar correctamente, estaremos dando forma a ese ser anímico espiritual que anhela desarrollarse en libertad.

Samanta Pistocchi
Zooterapia – Pedagogía Waldorf – Terapia Musical
Tel. 155-341-9883
www.seresdeluz.com.ar
Ing. Maschwitz – Buenos Aires – Argentina

Samanta Pistocchi
Acerca de Samanta Pistocchi 2 Articles
Es Zooterapeuta, Maestra de Música y realiza pedagogía Waldorf, por lo que integra estas tres disciplinas en su trabajo. Ha diseñado una estructura de trabajo donde las herramientas que utiliza sirven de nexo para develar la Esencia y los Dones que cada ser humano trae para plasmar en la Tierra.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

Comentarios