¿Qué direferencias existen entre ser católico y ser cristiano?

Ser católico y ser cristiano no es en absoluto lo mismo. La persona cristiana es aquella que cree efectivamente en que Jesús es cristiano, mientras los católicos creen en Él como en el centro de la unidad y fe. Es decir quienes son cristianos aceptan a Cristo como el maestro, en tanto el término católico es universal y no es exclusivo de ninguna raza, pueblo o nación abarcando así a la humanidad toda. Cristo es entonces la humanidad entera y es por ello que existen tanto católicos como cristianos. Es algo muy confuso para quienes usan dos maneras de llamar al maestro. Puesto que Jesús y Cristo se usan tanto para el cristianismo como para el catolicismo. No obstante, existe una doctrina cristiana como lo es la evangelista en donde allí sus miembros sí son cristianos, puesto que no admiten muchas cosas de la Iglesia, como las imágenes de santos por ejemplo.

En esta doctrina existe sólo Cristo como el único salvador y  en muchas ocasiones hacen caso omiso de las palabras del Papa, además de poseer un evangelio propio completamente diferente al católico. El creyente o la persona católica se basan en la Biblia y el Nuevo testamento, acude a la Iglesia, es un creyente Apostólico Romano,  venera a los santos como a la Virgen y por supuesto tiene fe en el Papa.

Diferencia entre catolicos y cristianos

Si buscamos en diccionarios ambos términos, encontraremos que cristiano es quien pertenece  y  practica la religión de Cristo, que promueve la fe la cual es recibida cuando se es bautizado. Por otro lado, al encontrar el significado de la palabra católico que deriva del latín catholicus y a su vez del término griego katholikós,  significa que el catolicismo es universal, dando así origen a la Santa Iglesia Católica y Romana a la cual se adhieren los católicos. Si bien los evangelistas tienen su propia biblia, el discurso no es el mismo que el de la Biblia que todos conocemos. No se esta discriminando en absoluto al evangelista, sólo se está efectuando una diferencia con los católicos. Por ello se dice que el único Dios, el verdadero,  tomó la forma de hombre a través de Jesucristo. Por todo lo dicho repetimos que no es lo mismo ser cristiano que católico.

El cristiano pone en práctica las enseñanzas de Jesús, y el católico pertenece de alguna manera a un estado cuyo jefe es el Papa y en donde el catolicismo se ha establecido en el mundo como lo adecuado, y en donde los fieles deben aceptar todos los discursos, como así también llevar a cabo las distintas tradiciones como lo es el ayuno en Semana Santa, el recogimiento en la Navidad, etc. Son muchos quienes acusan a la Iglesia Católica de ser un negocio, de ser además una muy fuerte organización que sólo da órdenes a las cuales los fieles obedecen  muchas veces sin ni siquiera saber algunos significados. Lo importante es elegir uno mismo a qué dogma pertenecer de acuerdo a nuestras propias creencias, puesto que no estamos obligados a ser bautizados, a tomar la comunión, a casarnos  frente al altar ni a asistir a misa todos los domingos. La religión es libre, y cada uno debe tomar una decisión, informarse, acudir a determinada iglesia ya sea evangelista o católica y lograr en ella su paz interior, aumentar su fe y continuar con la veneración al Señor.

Lamentablemente, y justamente a causa de los diferentes dogmas muchos son quienes hablan de diferentes maneras acerca de la palabra de Jesús, dándoles una interpretación diferente en relación a  cada Biblia. El hecho de escoger un camino que no sea el del catolicismo, no significa que no creamos en Dios. En el mundo existen múltiples religiones, dogmas y sectas. Cada quien debe sentirse feliz eligiendo aquella que más concuerde con su equilibrio interno y en donde halle una fuente de bienestar para consigo mismo, y por supuesto para con Dios. Dios es el mismo para cristianos, católicos, judíos y protestantes. El señor ama a todos por igual en tanto lo sigan, lo veneren, lo amen  y respeten sus principios.

 

Comentarios

Comentarios

Comentarios