¿Conoces cuáles son las principales creencias budistas?

Son muchos quienes conocen al majestuoso Buda, su sabiduría y han leído acerca de él. No obstante para quienes no conocen los fundamentos del budismo, vamos a repasar sus creencias.

En principio el budismo se basa en lo inmaterial, y la función de todo lo que no sea material es la de percibir como así también comprender los objetos. Para los budas la mente no es física ni tiene forma, por lo cual las cosas materiales no pueden destruirla ni paralizarla.

Uno de los conceptos del budismo es aprender a discernir entre aquellos estados metales que son positivos de los negativos, es decir hallar en nuestro interior lo que pueda  turbar  nuestra paz interna, como por ejemplo el resentimiento, el apego, la envidia, los celos y mucho más. Estos estados mentales negativos, o denominados engaños son los que provocan el sufrimiento que padecemos.

Ideas del budismo

Asimismo, se debe aprender junto al estudio de la mente que la liberación de todo sufrimiento que atravesamos no está afuera, sino dentro de uno mismo al igual que la felicidad. Es así que al ir liberándonos de lo malo vamos limpiando nuestra mente y alejamos los problemas que nos acosan logrando llegar a tener paz y dicha duradera. Claro que por ende, hemos de conocer y entender cómo funciona nuestra mente.

En el budismo se cree en la reencarnación, es decir que mente y cuerpo no son entidades iguales. Así el cuerpo muere, en tanto la mente continúa intacta vida tras vida. Otra de las creencias que enseña el budismo es la de la muerte como un dejar de estar aquí y ahora, pero volviendo a reencarnarse en otra vida. Este proceso se lleva a cabo asemejándolo al proceso de dormir. Cuando nos encontramos durmiendo, la mente deviene más sutil y llena de luz, y así es que podemos dormir profunda y tranquilamente al igual que si estuviéramos muertos. Lo mismo ocurre con la muerte. La mente vuelve a ser nuevamente sutil hasta manifestar una intensa luz de la misma muerte.

Entre otras de las creencias budistas, encontramos que se debe aprender a poner en marcha la tolerancia frente a todos y a todo, el amor fraternal y una bondad inalterable hacia todos los seres del mundo. También se deben desarrollar conductas como la de los pensamientos en dirección correcta, las palabras rectas y la conducta recta. Y así sucede también con la vida, el esfuerzo, la concentración y la atención. Es decir que debemos ir por la buena senda. Y finalmente, algo que se debe destruir es el deseo por los objetos no necesarios, el despego de ellos, y el deseo por placeres transitorios que dañan tanto al físico como a la mente.

Hay mucho por decir y contar sobre el budismo, que por cierto es muy interesante. Seguiremos con el tema.

Comentarios

Comentarios

Comentarios