Aj – signo del Calendario Maya Cholq’ij

Aj Aj es uno de los 20 nahuales o signos de los días del calendario Cholq’ij (término maya kaqchikel). En la cosmovisión maya, los numerales 13 y 20 son clave para medir el movimiento en el espacio, pues permiten que las personas se conecten con la energía del universo. La palabra nahual se deriva del […]

Resulta interesante también:

¿Quién es el Padre Mario Pantaleo?
Calendario Maya. Día Fuera del Tiempo

Aj

Aj es uno de los 20 nahuales o signos de los días del calendario Cholq’ij (término maya kaqchikel). En la cosmovisión maya, los numerales 13 y 20 son clave para medir el movimiento en el espacio, pues permiten que las personas se conecten con la energía del universo. La palabra nahual se deriva del idioma nahuatl de México y es equivalente al Ruwäch q’ij del maya kaqchikel de Guatemala, la cual designa al protector o cuidador que acompaña a cada elemento de la naturaleza.

Nombre del día: B’en
Nombre Maya K’iche’: Aj, Aaj,
Nombre Maya Yucateco: Ben (maíz, árboles y juncos)
Nombre Mexica: Acatl (Caña, Carrizo)
Orientación: Norte
Elemento: Aire
Deidad Asociada Calendario Mexica: Tezcatlipoca (“espejo negro por el humo” o “espejo humeante”), en la cultura nahua (aztecas y otros pueblos mesoamericanos de habla náhuatl), es el señor del cielo y de la tierra, fuente de vida, tutela y amparo del hombre, origen del poder y la felicidad, dueño de las batallas, omnipresente, fuerte e invisible. Entre los nahuas, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca son dualidad y antagonía. Quetzalcóatl es llamado también Tezcatlipoca blanco en tanto que el color de Tezcatlipoca es el negro.
Orientación Mexica: Este
Elemento Mexica: Fuego
Función Espiritual: La abundancia, el renacer; el camino sagrado. Mensajero, viajero en el tiempo. Interconexión con elevados niveles de conciencia. Conectar las energías cósmicas y telúricas. Activar los poderes secretos.
Misión: No caer en el dogmatismo o en actitudes rígidas. Integración de la mente y el espíritu. Retorno al origen y proyección social. Entender la naturaleza humana. Aplicar destrezas sociales.
Regencia: columna vertebral.
Equilibrio energético en: playas y bosques de tierra cálida.
Color: Café y Blanco
Piedra: Ámbar, Ónix
Metal: Cobre
Afinidades y Armonías con otros signos: Aj, Tijak, A’Qabal, Q’anil, y Noj, Imox, Kaan Toj

Características de la energía aplicada a la Cruz Maya de Aj

Las personas nacidas en este día son engendradas en el día Kan y su signo de destino es el Imox.

Cruz Maya de Aj

Aj es el signo de la autoridad y de la complementariedad, por lo que a lo largo de la vida lo reconocerán como experto en su campo; su imagen es el poder tras el trono, por lo cual aparece como un poder menor. Arraigado a su lugar de nacimiento, a la tierra y la naturaleza. Si bien la energía le otorgan cierta seriedad, quiere hacer cosas inusuales, convirtiéndose muchas veces en una persona diferente para los demás. Su vida aunque con obstáculos puede ser exitosa. Puede volverse obsesivo con su trabajo.

La energía de su concepción Kan, le traerá una energía extra casi inagotable. Impulsado hacia la eterna búsqueda del conocimiento, lo que le permite saber de todo. Gran energía sexual y sensual. Necesita mantener su columna vertebral sumamente flexible para que la energía pueda canalizarse. Si logra el manejo de esta energía interior desarrollará sus fuerzas paranormales. La autodisciplina será su mejor aliada. Esta energía de Kan en esta posición indica un espíritu avanzado en el sendero, que tiene que vivir con intensidad para desarrollarse. Como le brinda una fuerte energía puede ser rechazado o será muy deseado.

La energía de su hemisferio derecho Kiej, le brinda una imaginación e inspiración singulares y puede ser el responsable de desvirtuar su normal pragmatismo. Otorga sensibilidad para el arte, la música y la pintura y le ayuda a entender las distintas visiones sean masculinas o femeninas.

La energía de su hemisferio izquierdo Kawoq, lo inclina a planear en grande, a buscar el bienestar común y la justicia social. Predispone a la dependencia emocional con su pareja y fuertes lazos familiares, lo que puede provocar enfrentamientos son su cónyuge. Su familia es lo primero y a pesar de su energía sexual busca la fidelidad. Logra el respeto de su familia y de su círculo de allegados. Su mente juega un papel importante y siempre está trabajando, gusta profundizar en los misterios y en el conocimiento del alma humana.

La energía de su destino Imox, crea un conflicto en su personalidad y puede manifestarse como una inconformidad contra lo establecido. Esta energía la da una impulsividad que no puede manejar, sin embargo hace que su vida se vea enriquecida por experiencias fuera de lo común y le dan una inclinación hacia el misticismo, que no termina de consolidarse como parte más importante de su vida pues necesita demostrar la veracidad de todo. En la naturaleza alcanza su apogeo espiritual.

Simbolismo: La semilla de la paz, de la unidad, de la alegría en la familia y de la solidaridad con los vecinos. Es el espíritu de las semillas y de los alimentos. Simboliza la capacidad y buena suerte para la siembra que Dios ha puesto en la persona nacida en este día.

Todas las personas nacidas en este día tienen la capacidad de relacionarse, de entenderse con el mundo animal, con el espíritu de las plantas, la montaña, el aire; interpreta el cantar mítico de los pájaros, el aullido de los animales, los sueños.

Es la abundancia, el cañaveral y la milpa que representan la fuerza, el poder, la regeneración de la naturaleza para armonía con cada ser. El fuego interno; la columna vertebral que conecta la energía cósmica y telúrica. Es la clarividencia, los sueños inesperados, la palabra sagrada, el amor a la humanidad, la percepción sagrada del sexo; el desarrollo de la serpiente del fuego y el poder. Manifestación de la expansión cósmica, representa el primer rito de la abuela, I’xmukane (mujer serpiente) ante el cañaveral, donde llora para que las cañas sembradas por sus nietos Jun Ajpu e Ixb’alamkej (los dos héroes gemelos vencedores de la negatividad),antes de bajar Xib’alb´aj (mundo subterráneo), reverdecieran, simbolizando así que ellos están con vida.

Es el triunfo sobre la maldad y el mal espíritu. Son los arcos de las casas o pilares de fuerza. El bastón sagrado, la autoridad terrenal y espiritual, es el triunfo de la vida sobre la muerte. La firmeza y la convicción son señales de comunicación. El cañaveral como símbolo de la comunidad, da la abundancia, evoca la dulzura del saber acrecentado y compartiendo.

El retorno al hogar, al origen, al Tab’al (lugar sagrado donde se realizan ceremonias),que es donde convergen y se manifiestan las energías superiores. El fuego interno que activa los poderes secretos. Moviliza las fuerzas para realizar actos heroicos. Brinda fuerza y empuje que impulsa al liderazgo.

Fuerza masculina por excelencia que se manifiesta en momentos difíciles. Cultiva el aprendizaje de la naturaleza humana desarrollada por medio del trabajo en comunidad. Personifica integridad, honestidad y rectitud. Es la madre de la confidencialidad, la pureza, características de la expansión cósmica. Signo que comprende la ética, la prudencia y la moral, trae la simplicidad y la justicia como orden de existencia y su manifestación armónica en la vida. Es el prestigio y el estatus que trae la energía para alcanzar la grandeza y pulcritud en todos los actos.

Peticiones en un día Aj: protección para el hogar, los cultivos, las plantas y el buen tiempo. Triunfar sobre lo negativo, el resurgimiento de la naturaleza, la purificación del ambiente y la armonía en los espacios sagrados. Renovación de energías y para cumplir las obligaciones. Firmeza en los propósitos y para vencer dificultados y obstáculos en reuniones. Los abuelos usaban este día para el uso racional de los recursos naturales: tala de árboles, de plantas medicinales, la casería, la construcción, la alfarería etc.

Este día al igual que los cuatro posteriores, son propicios para las siembras, rito de la toma de las primeras hojas, de la toma del primer elote y para la levantada de las cosechas.

Características generales de las personas que nacen bajo el signo de Aj

Según la cosmovisión maya, el ser humano es parte integrante de la naturaleza y tiene un destino especial en la vida, por lo que debe comprender el trabajo a desarrollar, su destino, su misión ya que trae atributos que le aporta la energía del día de su nacimiento. Las energías o atributos le permiten a cada ser, llevar a cabo su misión, con la protección e intervención de su nahual. Estos atributos, cualidades y tendencias se manifiestan en su conducta y pueden ser tanto positivas como negativas.

Para la cosmovisión maya, la sabiduría y el conocimiento no son inherentes del ser humano, sino que cada uno, de acuerdo con el momento de su nacimiento, posee una percepción para captarlos del universo y entender la ciencia que tiene que desarrollar.

Los Aj son los Ajq-ij-aj K’exelon Maestros del Conocimiento, poseen conocimientos sobre las señales del cuerpo. Grandes lectores sufren mucho, superándose al final, estudiosos, investigadores, responsables con su hogar y la familia. Aman a sus hijos, cumplen con las metas que se proponen y reciben mensajes espirituales.

Su afán por alcanzar la perfección puede ser su mayor obstáculo. Moralistas, siempre atentos a los reglamentos. Perseverantes, inteligentes, pueden llevarse secretos a la tumba; buscan el refinamiento, la educación y son importantes académicos, alcanzan prestigio y desarrollan poderes internos con esfuerzo. De carácter alegre aunque conservadores. Toman decisiones firmes y una vez que emprenden su camino no hay retorno. Necesitan experiencias fuertes y son indiferentes ante lo que no les interesa; pueden manifestarse discriminadores y orgullosos.

Es un pensador profundo por naturaleza. Hay grandes políticos bajo este signo; hombres de estado que han pasado a la historia por su honestidad y buen hacer.

Excelentes agricultores, sembradores de milpa, nutricionistas, comediantes, antropólogos, sanadores espirituales y excelentes en las ciencias del derecho. Son muy productivos.

Fortalezas de Aj

Las personas nacidas bajo el signo, perciben y entienden los conocimientos sagrados, de gran poder espiritual, son alegres y de firmes convicciones. Poseen gran fortaleza en el carácter y viven con buen ánimo. Son buenos productores agrícolas, respetan la naturaleza, las plantas y a toda criatura viviente; son generosos y solidarios con la familia y la comunidad. Necesitan experiencias cargadas de emociones que lo movilicen profundamente. Se destacan por ser buenos investigadores, estudiosos, perseverantes, responsables, confiables, refinados y buscan la perfección, muy apegados a las reglas. Versado en las siete virtudes del poder divino, la clarividencia, la palabras sagrada, el amor a la humanidad, la telepatía, las señales del cuerpo, los sueños inesperados. También en lo profano pueden desempeñar cargos públicos o alcanzar altos niveles en su profesión.

Debilidades o faltas de Aj

Las personas que nacen en este día pueden ser obsesivas, poco juiciosas, indiferentes, irritables y orgullosas. Tienen una vida variable con momentos de tristeza, dolor y alegrías. Dificultades en la niñez, se enferman continuamente, pero en la edad adulta lo superan. Pueden enfrentar problemas en lo personal y en su comunidad; gusta de poner a prueba a sus semejantes.

Cada persona, con la guía y ayuda del Ajq’ij, debe buscar, mantener y encontrar un equilibrio de su vida, en correspondencia y compatibilidad con el universo, para llevar a cabo su misión.

Palabras del POPOL WUUJ (Pop Vuh): “Y TU MADRE NO LLORES QUE EN ESAS CAÑAS DE MAÍZ QUEDA LA SEÑAL DE LA PALABRA”

Animal correspondiente a AJ

En la cosmovisión maya, la convivencia del ser gira alrededor de los animales, plantas, flores y otros elementos de la Madre Naturaleza; por lo que cada nahual suele representarse a través de un animal, flor, ave u otro elemento de la naturaleza Aj se asocia con el armadillo.

Armadillo - Aj

Fuentes:

El libro del Destino o Kam Wuj. Barrios, C. -L. Squirru, -E.Sudamericana.
Universidad Rafael Landívar, Consejo Nacional de Estudios Mayas.
Libro de la cuenta de los Nawales de Tito Medina. Cómo Practicar la Astrología Maya: El Calendario Tzolkin y Su Sendero en la Vida Bruce Scofield, Barry C. Orr
Rupflin Alvarado, W. (1999). El Tzolkin es más que un Calendario. http://es.wikipedia.org

Aj – signo del Calendario Maya Cholq’ij

Profesora de Astrología. Docente y Ex-Directora de la Escuela Astrologica del Hemisferio Sur, de Ars Magna Universitas, Depto. Didáctico de la Orden del Fuego.

Comentarios

Comentarios