El Ser humano debe volver a aprender a observar la Naturaleza

El Ser humano debe de volver a aprender a observar la Naturaleza. Geometría Sagrada.

La Geometría Sagrada te puede enseñar cómo hacerlo.

 Si tuviésemos que escoger un lenguaje suficientemente universal, entendible para todos, en todas las épocas, no tendríamos más alternativa que escoger el lenguaje matemático. Debo confesar que durante mi etapa escolar, dicha materia fue un continuo dolor de cabeza y una gran frustración porque tuve muchas dificultades y llegué a pensar que nunca iba a lograr entenderla, o por lo menos eso es lo que creí hasta que terminé el colegio. Después comprendí muchas cosas relativas a las ciencias y a las matemáticas y soy de las personas que cree que el problema no son las ciencias, sino cómo se enseñan las ciencias. España es un país que tiene un nivel muy alto de fracaso escolar y al margen de análisis sociológicos, creo que en gran medida es porque se preferencia una visión memorista y repetitiva, una visión totalmente desconectada de la realidad.

El sistema educativo debería de ser lo suficientemente valiente para  reconocer que la educación que se entrega en todos los años que pasamos en las aulas (que muchas veces se convierten en nuestras “jaulas”) debería de ser un período fundamental para el desarrollo del ser humano, más allá de la palabra o del concepto escrito en algún amarillento reglamento o artículo legal. Se debería de cambiar completamente el enfoque de todo el llamado conocimiento enciclopédico y enriquecerlo con información que esté debidamente conectado con la vida y los procesos naturales. Desgraciadamente, esto va a ser totalmente imposible porque concretar dicha iniciativa tendría, necesariamente, que ser una decisión política y a ningún gobierno en ningún lugar del mundo le interesa tener gente suficientemente pensante, informada y crítica, porque dichas personas serían los primeros en empezar a cuestionar nuestros sistemas de gobierno. Mientras tanto, se hacen apaños para que las cosas tengan una apariencia de normalidad (a pesar de que muchas veces se roza el concepto de sub normalidad) mientras el tiempo pasa y las personas cumplen sus propios ciclos vitales.

La Geometría Sagrada no ha nacido ahora ni es propiedad de este planeta. Es un lenguaje universal y por lo tanto es propiedad de todos. Esa tan común arrogancia de los que aquí vivimos, de pretender ser los originarios de todo, el centro del universo, es un síntoma de lo contaminada que tenemos nuestra psique. Nuestro espíritu, que es nuestra verdadera naturaleza, que sólo debería sintonizar con todo lo que es libre e imperecedero, es coartado y maniatado desde la niñez, en donde tenemos que aceptar la información que se nos entrega como la única verdad. No quiero hablar de ninguna tradición religiosa porque las religiones se han convertido en cadenas que han maniatado nuestra alma.

La Geometría Sagrada no pretende convertirse en una nueva religión, ni en el nuevo gurú, pero sin embargo es tan amorosa y asombrosa que puede entregarte las claves para comprender todo, absolutamente todo lo que tú estés dispuesto a confirmar por ti mismo: lo único que necesitas es estar atento!

En el conocido libro “El Misterio de las Catedrales” Fulcanelli decía que todo estaba escrito en la piedra, refiriéndose a cómo las cofradías de constructores habían “escrito” en las llamadas catedrales góticas, como Chartres, a través de su obra todo un lenguaje alquímico, que sólo los verdaderos iniciados eran capaces de “leer”. Utilizando el mismo símil debo afirmar que todo está escrito en la naturaleza, que se ha tomado millones de años de evolución para encontrar y sintonizarse adecuadamente con los procesos de la vida y que nosotros con nuestra actitud y nuestra decadente civilización negamos a cada momento.

Obviamente al utilizar el concepto naturaleza incluyo a la raza humana en su conjunto.

En otras palabras: todo está delante de nuestras narices, esperándonos. En el aire que respiramos, en el ritmo de nuestro corazón, en la cantidad de dedos que poseemos, en la forma y patrón de nuestra columna vertebral, en el soplo del viento que agita un árbol, en la forma de un río, en la luz del sol y en el patrón de las estrellas. En este gran juego que se llama VIDA, la Geometría Sagrada te enseña cómo funciona y cuales son las piezas. Eres tú el que decide si juega y se atreve a armar su propio rompe cabezas.

Como ejemplo, podemos decir que la naturaleza se ha tomado mucho tiempo y trabajo para encontrar la manera más perfecta de tomar la luz del sol. Esa manera elegante de lograr la máxima exposición y mínima superposición, que es el patrón de crecimiento de muchas plantas, árboles y vegetales se llama Filotaxis y está basado en la serie Fibonacci (0,1,1,2,3,5,8,13…) que analizamos en el anterior artículo. Cuando tú encuentras que algo que ha sido estudiado teóricamente se ve aplicado en un proceso de la naturaleza, entonces deberíamos volver a recordar las palabras que Fulcanelli utilizó para afirmar que todo estaba escrito en la piedra, sólo que en este caso queda claro que todo está escrito en la naturaleza. No limitándose a ello, la naturaleza también ha querido dejar claro que de la misma manera que puedes darte cuenta de algo por la proporción de crecimiento, también puedes encontrar otro tipo de patrón en algunas formas maravillosas, como los Nautilus marinos, que se “desempaquetan” perfectamente, filotáxicamente en extraordinarias espirales aúreas (como se aprecia en la imagen).

Cuando Fidias diseñó y supervisó la construcción del Partenón lo hizo a sabiendas de que una estructura se sintoniza con determinada energía, con determinada frecuencia, para que los que desarrollaran su actividad en dicho lugar pudieran beneficiarse de ello. Es probable que no lo pensara con estas mismas palabras y conceptos, pero estoy seguro que intuitivamente sentía que estaba en lo correcto. Esa cualidad se llama “memoria genética” y la veremos en un próximo artículo porque también tiene que ver (cómo no!) con la Geometría Sagrada. Este mismo criterio fue el que inspiró a los constructores de las pirámides, a los que hicieron Machu Picchu y a los que construyeron las pirámides Mayas. Esa actitud vital de considerar todo como relacionado con todo, es algo que nuestra civilización ha perdido. Los pueblos antiguos eran mucho más sabios que nosotros porque ellos habían comprendido que el objetivo de la evolución de la raza humana no es desarrollar más tecnología, perdernos cada vez más en realidades virtuales, desarrollar sistemas económicos basados en la acumulación y en la especulación, en la explotación de los recursos naturales y en la explotación del hombre por el hombre. Este estilo de vida, eminentemente esquizofrénico y egoísta, no tiene ningún futuro. Es por ello que la actual crisis mundial nos enfrentará a escoger a nivel personal y grupal lo que queremos como futuro: un mundo destruido, agotado de recursos, sediento, en donde el poder económico se habrá convertido en el nuevo Dios y todos seremos sus esclavos o un nuevo modelo, totalmente radical, de volver a conectarnos con la naturaleza, el mundo y el universo.

Ver: Informe sobre el taller sobre Geometría Sagrada dictado por Oswaldo Rocha

Oswaldo Rocha
Acerca de Oswaldo Rocha 2 Articles
Desde hace unos años se especializa en Geometría Sagrada y dicta cursos sobre el tema. Colaboró en el primer libro que se hizo sobre el tema de los niños índigo, editado por la Fundación Indi-go de Ecuador. Coautor del libro “Niños Indigo y Cristal: preguntas y respuestas” y de “El Pensamiento Cuántico”. Además, es Terapeuta Sacro Craneal, Cristaloterapeuta y Maestro de Reiki.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

Comentarios