Las piedras y su poder sanador

Así como los colores, las flores de Bach y la sanación a través de las manos, también las piedras tienen un poder curativo que se usa mucho actualmente, pues las mismas poseen diversas propiedades que curan y por ello se usan en diferentes tratamientos de acuerdo al malestar que padece la persona.

Las piedras o conocidas también como gemas que se usan para la buena vibración de la casa, han sido clasificadas y divididas en grupos siendo las principales 4 de ellas el rubí, el zafiro, la esmeralda y por último el diamante. A estas piedras que ya se usaban en tiempos remotos, se ha  sumado otros tipos de gemas tales como el famoso cuarzo, la perla, el jade, el topacio y más variedades aun.

Como se dijo, ya en la antigüedad se utilizaban con la creencia que efectivamente poseían poderes espirituales y curativos, emitiendo claro, vibraciones muy positivas y aliviando muchos problemas tanto físicos como emocionales. A este tipo de tratamiento con piedras se los denomina gemoterapia o cristaloterapia, y es mucha la gente que estudia cómo se sana con ellas.

Gemas poderosas

¿Por qué se asegura que las piedras tienen el poder de curar? El fundamento de este tipo de sanación se basa en la premisa de que todo ser humano forma parte de la energía cósmica. Por ello es que en la antigüedad las piedras eran un objeto místico tanto par su belleza como el poder esotérico que tenían. Aztecas, egipcios y chinos utilizaban gran variedad de piedras por  el poder del cristal,  y para cada cultura tenían un significado específico.

La piedras se pueden usar como se las encuentran, es decir puras, como es el caso del cuarzo. Otras en cambio necesitan ser talladas para que su función sea más eficaz. Todas las piedras reciben y ofrecen energía. En especial es la amatista una piedra que mucha gente lleva consigo puesto que protege de todo.

Luego, se las clasifica por su color y tamaño como también por su forma y de allí por ejemplo, las gemas rojas actúan sobre el cuerpo y el alma, las verdes son las que equilibran  todo el organismo, las amarillas ayudan al despertar de la consciencia  y de las capacidades de mandato y la confianza en uno mismo. Aquellas que tienen un tono ocre, son las que purifican y dan fuerzas. Les blancas por su lado, alivian todo tipo de molestias estomacales. Las gemas de color naranja se utilizan para sanar heridas  y para disolver cálculos biliares o renales. En canto a las negras, estas son las que nos permiten poner los pies sobre la tierra y enfrentar la realidad, y por último las que son traslúcidas son aquellas que ayudan a meditar mejor  y a elevar más aún nuestra consciencia espiritual.

Los astrólogos también suelen ayudarse con las piedras, puesto que parece que de acuerdo a cada signo existe una piedra asociada al mismo.

Y es por todo lo dicho que hay gran cantidad de gente que lleva piedras con el fin de protegerse en forma de collar, pulseras  o anillos que  favorecen la aparición de la buena vibra. El cuarzo sigue siendo la piedra elegida y predilecta de casi toda la gente que cree en sus poderes y los hay en muchos colores. La lista es infinita como así los poderes que tiene cada una para sanar determinado problema. Ya se ampliará el tema.

Comentarios

Comentarios

Comentarios