La lechuza, amuleto para procurar sabiduría y concentración

lechuza amuleto

lechuza amuleto

 

Otro animal conocido como mítico en varias culturas es la lechuza; aunque algunos pocos lo consideran de mal agüero, es por lejos un símbolo de buena suerte, energías positivas y sobre todo sabiduría.

 Estas aves se relacionan con la concentración siempre que se trate de adquirir conocimientos, y están cargadas de energía femenina, según la mitología celta. Tal es así que sus sacerdotisas las llevaban como pequeños amuletos colgados de sus cuellos para protegerlas contra la ignorancia, el oscurantismo, y para lograr el dominio de sus facultades mentales.

En el Japón antiguo se las veía como a mensajeros de los ancestros, y si llegaban a oír el ulular  de la lechuza se lo tomaba como una advertencia de peligro.

Una de las figuras que representaba a la diosa griega Atenea, era la lechuza, por lo que se la relacionaba directamente con la inteligencia, capacidades intelectuales y sabiduría (hasta llegaron a acuñar una moneda con la figura de ambas representaciones de la diosa en sus caras). Actualmente es común que los griegos lleven alguna de estas monedas o una figura de lechuza consigo, para sentirse amparados por la deidad y para atraer la buena energía y fortuna que les diera.

Al contrario de lo que piensan algunos, el regalar la figura de una lechuza en cualquier material o presentación es una muestra buenas intenciones, está cargado de lindos sentimientos y energías. También sirve para dar seguridad y apoyo frente a algún tipo de examen intelectual o estudio de investigación (principalmente cuando se trata de jóvenes estudiantes). Se aconseja tener una imagen de lechuza cerca para ayudarlos a sostener la dedicación y adquirir más confianza.

Las lechuzas resultan ser los protectores del intelecto; y al final estos animalitos misteriosos son sólo los representantes de buenas energías y promotores de autoconfianza. Por eso, no le temas a estas aves nocturnas que solo proporcionan bondades y sus amuletos están cargados de gracias.

Comentarios

Comentarios

Comentarios