Qué transmiten los colores y como influyen en las personas

Es muy conocido que cada color tiene su significado y de acuerdo a la ropa que usemos y los tonos que elijamos de las mismas, podremos interpretar cómo nos sentimos o que transmitimos a través de los diversos tonos.

Por ejemplo el gris oscuro significa angustia y se asocia además con sentir indiferencia a personas, hechos o cosas. En cambio el color gris perla es relajante y trasmite mucha esperanza. En el caso de usar mucho el azul, estarán sintiéndose radiantes y frescos, pues es el color del mar, del cielo y su mensaje es el de enviar a otros confianza, cariño, amistad, amor y armonía poseyendo nosotros también estas características. En cuanto al blanco por supuesto que este color expresa la pureza, la luz, la transparencia y todo aquello que es positivo. Por otro lado en los niños significa pureza e inocencia de allí que para las comuniones y bautismos se use el color blanco.

El color de la ropa

Volviendo al gris pero solamente gris, el mismo significa la madurez y la capacidad de poder adaptarse al medio y a la gente. El anaranjado es por cierto un color muy llamativo y con mucha energía, es como el fuego y da a entender la confianza que nos tenemos a nosotros mismos, pues no olvidemos que hay colores muy fuertes que no todos se animan a usar. El naranja es siempre fiesta, alegría y placer. El marrón en cambio, es un tono que llama al recogimiento, es un color que representa lo que sentimos física y emocionalmente, y demuestra nuestra capacidad de voluntad.

El negro como se han de imaginar transmite mucha tristeza y es por ello que se lo usa en los funerales. También indica separación, decisión y quiebre en las emociones, la persona al usar el negro siente además de tristeza un desequilibrio interno. Es decir que la persona que suele usar mucho el negro, excepto en fiestas en donde este color es de gala,  tiene muy bajos sus niveles de energía.

El violeta, un color que los supersticiosos dicen trae mala suerte, expresa tensión en la persona que lo lleva puesto, sin embargo también puede expresar calma. Es un color algo controvertido ya que simboliza tanto a la persona pacífica como a la agresiva.

El purpura, un  color semejante al violeta, señala la alta capacidad de voluntad, la fuerza y como se dice en relación a lo espiritual expresa un alto grado de conciencia y conexión con lo divino.

En referencia al rojo que es  tan usado y amado, indica toda la energía y alegría que tenemos para con la vida, como además la fuerza para vivir luchando a pesar de los obstáculos. El rosa, que es desde todos los tiempos el color más femenino, es un tono que ayuda a relajarse, a calmarse y habla de la ternura, de la dulzura, de la falta del mal y de la ingenuidad de quien lo lleva puesto. Si mencionamos el verde, un color llamado como sanador en otros aspectos, es también un color que calma, que se halla en relación con la naturaleza, la fuente de juventud, el deseo y un excelente equilibrio. Es un color que señala además que la persona que lo usa posee un corazón con  mucha luz. El amarillo transmite exactamente lo mismo que el naranja, luz, fuerza, alegría, es un color muy energético.

Es así que sin darnos cuenta, usamos tanto en la ropa u otros objetos diferentes, tonos que hablan por nosotros mismos. Obsérvense y verán que aun siendo escogidos de manera consciente tienen que ver mucho con nuestra personalidad.

 

 

Comentarios

Comentarios

Comentarios