3. Astrología

El valor psicológico de Lilith, significado psicológico y astrológico de Lilith


El valor psicológico de Lilith, significado psicológico y astrológico de Lilith. Astrología. Tarot. Horóscopo. Carta Natal. Luna nueva.

El valor psicológico de Lilith

Lilith: noche, oscuridad, tinieblas; abandonando a Adán se torna semejante a la Luna que desaparece en el cielo y se hace negra, es decir amenazadora e inquietante.

Para el hombre primitivo la Luna llena es la imagen de la seguridad porque, iluminando las noches,
ahuyenta las sombras y domina las angustias. Pero a medida que ella se reduce para desaparecer en la sombra, provoca una creciente sensación de inquietud y excitacíón que alcanza su punto culminante en los días de Luna nueva o “negra” porque el fenómeno celeste es interpretado como manifestaciones de ira y venganza de la diosa nocturna.

La Luna negra se torna así el lado demoníaco de la sexualidad femenina, y Lilith, ligada simbólicamente a ella es sinónimo de malvada, diosa cruel y destructora, bruja, demonio. Sólo la blanca Luna es “imago” materna y reaseguradora, polo femenino idealizado del eje masculino, que brilla con luz refleja cuando el Sol desaparece y que desaparece discretamente cuando éste reaparece …

Pero Lilith, Luna negra, es también “pathos”, por consiguiente fenómeno provocativo e inquietante, expresión de la mujer vampiro, malvada y bruja, que destruye al hombre caído bajo su dominio. La Luna blanca es la imagen de lo femenino dócil y sometido, pasivo objeto del deseo masculino, entonces es el elemento reasegurador para el varón, que prefiere la no participación erótica de la compañera y que, a través de siglos, ha recurrido a todos los medios para protegerse de la coparticipación en el placer, practicando aún hoy la infibulación en algunos países del Tercer Mundo.

El símbolo de lilith a través del feminismo

La primera mujer de Adán no quiso renunciar a su identidad y prefirió condenarse antes que doblegarse a una voluntad que no podía reconocer como superior a la suya. Esta elección le costó el anatema y la función “ab aeterno” de mujer independiente y agresiva, orgiástica e impúdica, símbolo del Eros tenebroso capaz de los peores excesos.

Pero Lilith, Luna negra, es también fuerza irracional que no acepta los órdenes ni Ias leyes, principio femenino rechazado y ahuyentado, del cual quedaron empobrecidos tanto Adán como Eva.

Lilith es la expresión de una caída que podía también ser una elevación si sólo Adán hubiera comprendido sus exigencias. Condenada a personificar un papel demoníaco porque no fue
aceptada en su totalidad, se ha tornado luego, incluso para la mujer, en un espectro femenino amenazador y mortal. El “pathos” que su nombre despierta en nuestra mente es proporcional a la importancia que le atribuimos en el inconsciente cuando no osamos vivir hasta el fondo nuestras potencialidades y “el hombre sabe que cada lado suyo no vivido representa una potencia destructiva irresistible”.

Adán, rechazando a Lilith, ha rechazado lo trascendente que también cohabita en él, sus misterios, sus desencadenamientos orgiásticos, y ha quedado empobrecido y solo.

El Eros rechazado se ha vengado tornándose realmente el monstruo que se quería exorcizar, en lugar de ser la alquímica “coniunctio oppositorum”. Así pues, noche, oscuridad, tinieblas, se han trasformado en símbolos de Lilith, como oscuros, tenebrosos y escondidos son los órganos reproductivos femeninos.

Tal como hemos visto, lo instintivo expresado por Lilith ha sido siempre vivido a través de los siglos como enemigo principal de la razón, y el dualismo entre lo masculino y lo femenino se ha tornado caza de brujas, con la marginación de la mujer a los únicos papeles de esposa y madre.

Sin embargo, aunque la idea de la mujer rebelde a las convenciones ha sido siempre asociada al mal y a las potencias infernales, suscitando la reprobación y el anatema porque “el querer ser una cosa distinta y opuesta -dice Jung- caracteriza al diablo”, actualmente estamos viviendo una revalorización de lo femenino. Si Lilith se ha rebelado contra el varón, no queriendo ser sólo objeto sino también sujeto sexual, el féminismo de estos años ha nacido precisamente como rechazo de la sexualidad dirigida por el hombre y, sucesivamente, como rechazo del papel subalterno, impuesto siempre por el hombre.

Si la tradición patriarcal nos ha familiarizado con la idea de que lo femenino, con todas sus manifestaciones, es sinónimo de mal, casi equivalente a palabras como oscuridad, noche, bruja,
mujer, etcétera, hoy asistimos al nacimiento de una positiva revalorización del lado de sombra femenino y la eterna dualidad de todas las cosas (incluidas las caras blanca y negra de la Luna) no provoca ya la angustia y el terror de tiempos pasados.

La mujer, que durante siglos ha debido aceptar sólo su faceta “angelical” o blanca, reprimiendo cuidadosamente la “negra”, hoy está intentando el rescate de su totalidad para vivir por fin lo “demoníaco creativo” y no sólo lo “demoníaco destructivo”, que desemboca en perversión y locura.

Ella está intentando vivir, pero principalmente hacer vivir al hombre, su lado instintivo y pasional, abismo de “belleza y horror”, sin culparse tornándose la sombra y la bruja.

Significado psicológico y astrológico de Lilith

Desde el punto de vista psicoanalítico y astrológico, la Luna en el hombre representa el “alma”, es decir el lado femenino reprimido, y él Sol en la mujer es el “animus”, el lado masculino de su naturaleza. El hombre lleva en su inconsciente una parte femenina así como la mujer posee en sí una parte masculina. Esta dualidad está expresada también por el antiguo símbolo del Tao, con el semicírculo claro superior que parte del centro oscuro inferior que contiene otro círculo claro…

También en astrologia la Luna en la carta natal masculina simboliza el “alma”, mientras que el Sol en la carta natal femenina simboliza el ”animus”. El Sol es raciocinio,lógica y potencia, mientras que la Luna es intuición, sentimiento e instinto.

Pero el alma, forma interna dotada de un peligroso poder, es portadora de una enorme carga emocional que generalmente, el hombre rechaza y teme. Además, en lo femenino, demasiado superficialmente asociado a lo pasivo y el Yin, es decir a lo inerte, hay una fuerza y una iniciativa que el hombre no posee. En Lilith hallamos el requerimiento de una relación sexual de paridad; en Eva, el acto de tomar el fruto prohibido que permite el conocimiento del bien y del mal.

Si Lilith desobedece a Adán, Eva desobedece a Dios. No obstante, ambos, a través de la acción y la iniciativa, intentan aumentar el conocimiento.

Lilith simboliza pues, para el hombre, el aspecto oscuro e inquietante de la mujer, el que lo castra, lo consume y lo destruye, sus impulsos censurados que, con un horóscopo y una vida en condiciones excepcionales, afloran provocando crisis, locura, delito pasional, sadismo, impotencia, desviaciones.

Ésta representa también la proyección de sus experiencias negativas con su madre y con su mujer, además de sus impulsos destructivos, siempre en relación con la mujer, que le crean angustia y sentimientos de culpa y que, a veces, se desencadenan irrefrenablemente para destruir el objeto entrañablemente amado y temido.

Para la mujer, Lilith es, en cambio, el lado en sombra de su sexualidad, aquel que permanece inconfesado y casi siempre no vivido, motivo de insatisfacciones y frustraciones en la relación de pareja. La no identificación con su lado en sombra, debida al temor de ser rechazada por el varón, a menudo se torna autodestructiva y negativa también para ella.

Pero Lilith, en su mejor acepción, es también expresión de la mujer libre y autosuficiente, que no se somete al hombre-dueño, negándose a vivir el papel de satélite que se le impone; para obtener su independencia, acepta hasta la marginación y el anatema.

No olvidemos que ella representa también la mujer “diferente”, en condiciones de vivir su “diversidad” hasta las últimas consecuencias, aun a costa de soportar la soledad y la hostilidad.

El “complejo de Amazona”, el “complejo de Lilith” y el “complejo de Diana” son estudiados atentamente por la psicología actual y todos tienen, como común denominador, el rechazo del
hombre o de la mujer, la infidelidad congénita, el autoerotismo, el sadismo o el masoquismo, en una palabra la incapacidad de armonizarse, el hombre con su propia “anima” y la mujer con su propio “animus”.

Esta incapacidad impide la aceptación del propio “Sí” y provoca el rechazo hacia el otro. Vemos así al hombre impotente, al sádico, al homosexual o al eterno Casanova y la mujer varonil, antifemenina, áspera o asexuada.

El valor psicológico de Lilith, significado psicológico y astrológico de Lilith. Astrología. Tarot. Horóscopo. Carta Natal. Luna nueva.

Términos relacionados: Astrología de Lilith - astronomía china – Luna negra – religión china – animales del zodíaco – los cinco elementos – agua – tierra - metal - madera - fuego – animales internos – animales externos – historia China – astrología China 2008 - Horóscopo mensual de Agosto – tu horóscopo - Piscis horóscopo – horóscopo del amor – horóscopo trabajo – Predicciones -  – Carta astrológica – signos del zodíaco – astrología – Ciencias ocultas – textos esotéricos – Oráculo – Artículos esotéricos – Tarot – Videncia – Quiromancia – Feng Shui – Amor – Flores de Bach – Runas – Cristales y Piedras – Fases lunares – Astrología karmica – Interpretación de símbolos – Buscador esotérico – Ángeles – Bola de cristal – Barajas de cartas – Tarot egipcio – Tarot Perú – Interpretación Sueños – Tarot de Ángeles y Santos – Como echar las cartas – Lectura Naipes – Test de Videncia – Horóscopo Maya – Horoscopo Celta  – Las cartas del tarot – Horoscopo 2009 – I Ching – Biorritmo – Pentaculos – Experiencias paranormales – Vidas pasadas – Recetas mágicas – Horoscopo chino – Numerología – Tarot gratis – Espiritismo – Revolución solar – red de energía – recetas mágicas – tarot –– relación astrológica – ayurveda – quiromancia – arcanos mayores – textos esotéricos – poder mental – chakras – terapias alternativas – poder mental – control mental – decanatos – cartomagia – chamanes – telepatía – Karma – Supersticiones – sobrenatural – alquimia – new age  – parapsicología – Espiritualidad

Artículos Relacionados

Be Sociable, Share!

Comentarios


Por Manticas

Otros Colaboradores
Colaboradora Graciela FlainColaborador Claudio Maria DominguezColaboradora Carmen SantiagoColaborador Horacio RobertoColaboradora Isabel De La FuenteLeonardo CorderoMaría Felicidad Lopez VilaNina LinaresDra. Fabiana SattoSamanta PistocchiSusana Gracida PérezOswaldo Rocha

Temas

Suscribirse a Manticas.com

Puede suscribirse a Mánticas.com desde cualquier agregador online:


El feed para suscribirte es: