Celebración del Año Nuevo Chino 2009 – Tradiciones y Costumbres

Tradiciones y Costumbres en el Año Nuevo Chino

Celebración del Año Nuevo Chino 2009

Tradiciones y Costumbres

Tradiciones y Costumbres en el Año Nuevo Chino

El Año Nuevo Chino comienza en la segunda Luna Nueva después del solsticio de invierno, que este año cae el 26 de enero y se inicia a las 7:56 TU, 5:56 hora local argentina y es el primer día del nuevo año, cuya celebración finaliza en la primera noche del plenilunio 15 días después.

En el día 15º posterior al nuevo año se celebra el Festival Yuan Xiao, llamado también de los Faroles o de la Linterna, esa noche se festeja con cantos, bailes y espectáculos de faroles.

Los preparativos comienzan aproximadamente un mes antes de la fecha del Año Nuevo Chino. Durante este tiempo, las personas comienzan a comprar regalos, materiales de decoración, comida y ropa.

Una gran y profunda limpieza se realiza en las casas, días antes del Año Nuevo, sin omitir nada. Este ritual implica barrer todos los rastros de mala suerte del año que finaliza, en dirección al patio.

Puertas y ventanas son a menudo retocadas con una nueva capa de pintura, por lo general de color rojo; a continuación se decora la casa con recortes de papel rojo y rollos con toques de dorado, impreso con ideogramas y en ellos se expresan los deseos que acompañará a la familia en el próximo año como “abundancia”, “buena suerte”, “felicidad”, “riqueza” y “longevidad”,  que son pegados al revés, para propiciar la llegada de tiempos prósperos.

También los Chun Lian 春联, o coplas de la “fiesta de la primavera”, como también se conoce el año nuevo en China.

Según la tradición las personas permanecen despiertas, la noche en vísperas del Año Nuevo para ayudar a que sus padres, tengan una larga vida. En este día se mantienen las luces encendidas durante toda la noche para alejar a Nian como en la antigüedad; pero actualmente para reunir a la familia.

Una leyenda cuenta que el monstruo Nian que vivía en las profundidades del océano durante todo el año, en vísperas de año nuevo atravesaba la costa y devoraba gran cantidad de personas, ovejas y ganado, sembrando pánico y destrucción. Para evitar el desastre, los aldeanos abandonaban sus hogares y se escondía en las montañas; hasta que un día, un anciano vino al rescate con la oferta de espantar a Nian, solicitando a una señora, que lo dejaran pasar la noche en su casa.

Quedó solo el anciano en el pueblo y cerca de la medianoche, el monstruo Nian irrumpió en la aldea. Una luz brillante que salía de una casa, atrajo su atención y Nian se dirigió hacia ella. Cuando llegó observó pedazos grandes de papel rojo en la puerta. El monstruo contempló la casa por un momento y luego se lanzó contra la puerta. En ese instante, se oyeron grandes explosiones como fuertes truenos, la puerta se abrió, y entre luces resplandecientes apareció un hombre vestido de rojo riendo a carcajadas.

Nian, desconcertado, comenzó a temblar y, aterrorizado por el ruido de las explosiones, el fuego y el color rojo, volvió corriendo al agua.

Al día siguiente, cuando los aldeanos retornaron a sus hogares preparados para lo peor, encontraron que el pueblo estaba intacto. La felicidad invadió a toda la gente. Sorprendida, la señora sospechó que el anciano cumplió su palabra, entonces contó a los aldeanos la historia del anciano.

Curiosos buscaron al anciano, pero ya no estaba y encontraron recortes de  papel rojo en la puerta, trozos de petardos esparcidos por el patio y muchos faroles rojos con velas, aún encendidas dentro de la casa.

Con las luces, petardos y color rojo, aprendieron a espantar a Nian. Emocionados por este descubrimiento, vistieron sus mejores ropas para visitar a sus amigos y parientes, y celebrar juntos la derrota de la bestia.

Otros cuentan que el anciano dijo a Nian; “He oído que eres capaz de tragar una gran cantidad de animales de presa en la tierra, en lugar de personas, que no son en modo alguno dignos oponentes”. Entonces le hizo tragar muchos animales de la tierra y otras bestias que acosaban a las personas. Luego de eso el anciano desapareció montando a la bestia Nian. Según se cuenta el anciano resultó ser un dios inmortal.

Nian se había ido y también otras bestias que se encontraban en los bosques y acosaban a los aldeanos, y fue entonces cuando la gente comenzó a disfrutar de una vida pacífica.

Al anciano había enseñado a los aldeanos a colocar adornos de papel rojo, en sus puertas y ventanas, utilizar petardos y estruendos, en cada fin de año para espantar a Nian en caso que se le ocurriera volver.

A partir de entonces, esto fue trasmitido de generación en generación y observada esta tradición.

Pasado el tiempo la palabra Nian empezó a significar “Año” en chino, y el día que Nian aparecía en la costa se convirtió, en el día “Guo Nian”, “sobrevivir a Nian” o “el paso de Nian”, que hoy significa Año Nuevo.

Fin de Año y Año Nuevo son una de las fechas más significativas para el pueblo chino, las tradiciones y rituales son cuidadosamente observados en todos sus detalles, desde alimentos; ya que los budistas se abstienen de comer carnes; prendas de vestir y se celebra como un importante asunto de familia; es el momento de reunión, reencuentro y reforzar lazos.

Tradiciones culinarias en el Año Nuevo ChinoLa cena suele ser banquete de mariscos y preparados que tienen diferentes significaciones, para propiciar buenas cosas. Las exquisiteces incluyen langostinos, para la alegría y felicidad; ostras secas (ho xi), para todas las cosas buenas, platos de pescado o Yu-Yau para la buena suerte y prosperidad, Fai-Chai, las algas que representan la riqueza, y Jiaozi o Dumplings, empanaditas chinas significa un deseo de una buena familia. Otros comen platos vegetarianos como el llamado Jai.

La torta de arroz glutinoso se come de postre, significa “alto”, y se debe consumir en último término para que los hijos crezcan bien y los adultos consigan promociones y aumento de salarios.

Es costumbre de llevar algo de color rojo, es muy importante ya que está destinado a alejar a los malos espíritus. El blanco y negro no son bien vistos, ya que están asociados con el duelo. Después de la cena, las familias se divierten con juegos. A medianoche fuegos artificiales iluminan el cielo.

Tradicionalmente, este festejo se destacó como una ceremonia religiosa y el 1er día de año nuevo se celebra en honor a los dioses de los Cielos y la Tierra.

Ese mismo día, muy temprano en la mañana, una antigua costumbre llamada Hong Bao, que significa Sobres Rojos, se lleva a cabo. Esto implica dar a los niños y a los más jóvenes dinero en sobres rojos como augurio de buena fortuna.

Hong Bao implica dar a los niños y jóvenes dinero en sobres rojos como augurio de buena fortuna

A continuación, la familia empieza a intercambiar buenos deseos de kung-hsi fa-tsai, que significa “Felicitaciones y Prosperidad” en primer lugar a sus familiares y luego con sus vecinos. Es un momento para la reconciliación, donde se dejan aparte los rencores del pasado en medio de la atmósfera amistosa y llena de calor humano.

El 2º día, veneran a sus antepasados y a todos los  dioses. El sacrificio a los antepasados  es uno de los rituales más importantes, une a los miembros de la familia que viven con los que han fallecido. Los familiares que partieron son recordados con gran respeto porque fueron los responsables de haber sentado las bases para la fortuna y la gloria de la familia. Se realizan los homenajes, con la quema de incienso y la ofrenda simbólica de alimentos. Los petardos estallan en el aire, y los malos espíritus tienen miedo, alejándose por el fuerte sonido de los estruendos.

También en este día son amables y alimentan bien a los perros, ya que se cree es su cumpleaños.

El 3º y 4º día del Festival del Año Nuevo las hijas e hijos casados retornan al hogar de sus padres y presentan sus respetos a sus padres y suegros, llevándoles regalos.

El 5º día se llama “Po Woo”, se quedan en casa para dar la bienvenida a los dioses de la riqueza y en algunos lugares de china se comen domplings en la mañana. Se considera este día el cumpleaños del Dios Tsai Shen Yeh que atrae la riqueza.
Otros dioses populares son Fuk Luk y Sau quienes representan a la felicidad, la prosperidad y la longevidad. Nadie visita a familiares o amigos en el quinto día ya que se exponen ambas partes, a la mala suerte si lo hacen.

Del 6º al 10º día, visitan a familiares y amigos. También concurren a los templos para rezar por la buena fortuna y la salud.

En el 7º día del Año Nuevo, es el día de los agricultores y muestran lo que produjeron y preparan una bebida con siete tipos de vegetales para celebrar la ocasión. También tradicionalmente se festeja como renri, el cumpleaños o nacimiento del hombre común; comen fideos para la longevidad y pescado crudo para la prosperidad y el éxito.

El 8º día la gente de Fujian tiene otra cena familiar y a la medianoche rezan a Tian Gong, el Dios de los Cielos.

El 9º día se realizan ofrendas al Emperador Celestial de Jade, del panteón taoista; en los atrios y los patios de los templos celebran su cumpleaños, pues se cree nació pasada la medianoche del octavo día.

Desde el 12º día se invita a amigos y familiares a cenar.

El día 13º después de tanta comida, se prefiere hacer ayuno o comer algo liviano como arroz y brotes de mostaza o Choi sum, para depurar el organismo.

El 14º día se dedica a preparar la celebración del Festival de los Faroles, que se realiza en la quinceava noche.

El 15º día del primer mes lunar, en la primera noche del plenilunio se celebra el Festival de Yuan Xiao. Este día conocido como el Festival de los Faroles, marcan el final de las celebraciones del año nuevo. Comidas, bailes, desfiles.

Festival de Yuan Xiao o Festival de los Faroles o de la Linterna marca el final de las celebraciones del Año Nuevo

Invitamos a nuestros amigos, a que nos envíen recetas tradicionales de comidas para celebrar el Año Nuevo Chino, como así también fotografías de platos y también de los festejos, que serán publicadas en manticas.com, con el nombre de quien las envíe.

Desde ya agradecemos su colaboración.

Graciela Ramirez
Acerca de Graciela Ramirez 1257 Articles
Profesora de Astrología. Docente y Ex-Directora de la Escuela Astrologica del Hemisferio Sur, de Ars Magna Universitas, Depto. Didáctico de la Orden del Fuego.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

Comentarios