Amor y Pasión, Venus y Marte en los Signos

Amor y Pasión, Venus y Marte en los signos

Amor y Pasión, Venus y Marte en los Signos

Amor y Pasión, Venus y Marte en los signos

Deseos e intercambios en el sexo

Para calcular en qué signo está Venus y Marte para usted, complete el siguiente formulario con su fecha y hora de nacimiento:

Fecha:
día
mes
año
Hora Greenwich:
h
m
s

Si Venus o Marte están en Aries, todo estará bien en sus intercambios en el sexo, si son espontáneos, directos y sin restricciones. Puede llegar a la plenitud cuando sienta que su pareja se entrega incondicionalmente. Algunos nativos pueden ser adictos a la conquista y buscar problemas en el amor, donde en realidad, no los hay.
Les encanta juguetear con el cabello y la cara cuando están haciendo el amor. Muchas veces se comportarán egoístas en la cama y realizan el acto demasiado rápido, por su gran impaciencia.
Otras veces puede mostrarse agresivos, atropellados e inconstantes, pero por lo general, son amantes sinceros y entusiastas en su expresión. Sus deseos son muy potentes y se sienten vivos cuando tienen a alguien que desean.
No son muy afectos a los juegos preliminares, el romance y van directo a la acción.

Si Venus o Marte están en Tauro, el placer sexual, incluirá a todos los sentidos. El saborear, el olfatear y el tacto son sumamente importantes para estos amantes. Gran necesidad de contacto físico y si está de humor les encantarán los preliminares y los juegos.
No está en su naturaleza la espontaneidad y son bastante fijos, pero muy buenos en lo que hacen. Son conciente de poder en el sexo. Abstenerse en sus intercambios sexuales no es su fuerte y el encontrar un compañero compatible es sumamente importante. Su resistencia sexual cuando hacen el  amor es prolongada y constante. En general es paciente, pero posesivo y sus necesidades urgentes.

Si Venus o Marte están en Géminis, la comunicación y el parloteo en la cama será imprescindibles. Hablarán de ellos y les encantará besar. Los placeres orales son necesarios para estos amantes. Gustan del juego de los roles, siempre y cuando sea variado. Divertidos en la cama, si se les puede perdonar sus repentinas ráfagas de verborragias, durante el acto.
Estos amantes son entusiastas y curiosos de todos los tipos de expresión sexual. Siempre dispuestos, a cualquier hora y en cualquier lugar.
Sin embargo algunos nativos, son arbitrarios y con una tendencia a cuestionar o pensar en voz alta en todo lo que rodea el sexo. Tiene exceso de fantasías
Son más impulsados por su intelecto que por sus deseos, son ambivalentes y cambiantes.

Si Venus o Marte están en Cáncer, serán amantes sensibles, protectores, románticos y a veces demasiado empalagosos. Les encanta el escenario donde sean los protectores y solo aceptarán la impulsividad del otro si están seguros que los aman. Muchas veces  sus deseos son activados por la idea de procrear, y otras sólo idealizan el amor y se complacen en sentir que el otro es totalmente suyo en la cama.
Sus zonas erógenas, el pecho  y son expertos en caricias. Comprensivos y se dejan llevar por la emociones. No siempre permiten saber al otro que es lo que desean. Son muy intuitivos, saben satisfacer las necesidades sexuales y se satisfacen.

Si Venus o Marte están en Leo, en sus fantasías precisan que todo gire en torno a ellos, necesitan de atención constante.
Estos nativos son muy apasionados cuando se convierten en dioses o diosas para su pareja.
Su ego en el acto sexual los obliga a intentar ser el mejor en la cama. Generalmente son muy posesivos y celosos, aunque traten de esconderlo. Muchas veces ponen a prueba a sus socios; son muy demandantes y necesitan constantemente demostraciones de amor. Son capaces de mentir deliberadamente cuando se trata de amor y sexo, para impresionar a su compañero.
Sienten atracción por los escenarios y la desigualdad sexual.  Muchas veces es difícil para estos nativos separar amor y sexo.
A veces demasiado fuertes e impacientes cuando sus necesidades no se cumplen con prontitud, pero su expresión sexual es directa y abierta.

Si Venus o Marte están en Virgo, la actitud hacia el sexo, será saludable. Para ellos el sexo es una función corporal, necesaria para el bienestar y la salud.
Las tensiones para estos nativos se liberan en el sexo. Muchas veces si pasan inadvertidos, se sentirán atraídas y ardientes por estas personas. Simple y dulce se comportará con su socio en la cama.
Gustan del servir y hacer pequeñas cosas, pero, que aprecien lo que hacen. A veces hay inseguridad sobre su propio cuerpo, y realizarán los cambios necesarios para que le presten atención
A veces se reprimen en sus fantasías a pesar que son curiosos respecto al sexo; otras veces se elevan mucho más allá de las fantasías, quieren agradar demasiado y son expertos en el ámbito sexual.
Algunos se complacen al observar cuerpos desnudos u órganos genitales.

Si Venus o Marte están en Libra, muchas veces son difíciles de complacer. Su necesidad de equilibrio y armonía en las relaciones puede manifestarse en momentos equivocados.   En la cama, estos amantes quieren equilibrio, les encanta hacer las cosas bien, y son especialmente apasionados por los juegos sexuales y los roles. Tienen una gran necesidad de cambio y crecimiento en su expresión sexual.
Generosos en la cama, necesitan devolución en todos sus intercambios. A pesar de que pueden ser presionados por algún tiempo, sus socios deben ser conscientes de que la mejor manera de conservarlos amantes y felices será manteniendo un justo equilibrio.
Son conocedores en el arte de amar y muy complacientes. A veces exhibicionistas, liberados y traviesos.
Pueden ser un poco exigentes, cuando se trata de estados de ánimos y la atmósfera, mientras hacen el amor.

Si Venus o Marte están en Escorpio, aquí la naturaleza sexual generalmente es muy compleja. Pueden compartir con gran intensidad y profundidad sus deseos sexuales, que varían en función de su expresión y de acuerdo al nivel de desarrollo.
Algunos se complacen en el poder y se sienten atraídos por romper con todos los tabúes. Estos amantes están dispuestos a hacer casi cualquier cosa, en cualquier lugar y a disfrutar de todos los placeres físicos.
Algunos expresan su necesidad de control por medio de la abstención y no están disponibles durante largos periodos; solo se expresan cuando consideran que su pareja lo merece. Cualquiera sea la naturaleza de los intercambios, prometen gran intensidad.

Si Venus o Marte están en Sagitario, a veces la sexualidad puede ser vivida como un deporte. Estos amantes son directos en sus deseos y necesidades. Son francos, y les encanta divertirse en la cama.
En realidad son un poco egoístas en los intercambios, y expresan su necesidad de finalizar sin rodeos.
Los juegos son aceptados por estos amantes, pero en su justa medida siempre que no demanden demasiado tiempo o sean muy complicados. Tienen poca paciencia y a veces juegan rudo.
La mejor forma de manejarse en estos intercambios, es sólo realizarlo y a continuación, siempre que sea necesario, hablar después de la consumación.

Si Venus o Marte están en Capricornio, los intercambios sencillos y simples serán los mejores. En general son excelentes amantes. Estos socios son atractivos por la experiencia. Dominan la intimidad, y aman las técnicas. Como son austeros gustan en cierta medida de la discreción. Su expresión en los intercambios no requiere generalmente de mucho aderezo.
Se sienten felices con lo convencional y la variación no es demasiado importante como lo  es la seguridad en su expresión sexual.
No obstante, su sexualidad es intensa y poderosa. Discretos y recelosos de su privacidad.

Si Venus o Marte están en Acuario, estos amantes no son demasiado cálidos en las relaciones sexuales, aunque son de mente abierta y no convencional. Su estilo puede ser fascinante, complaciente o enloquecedor y a veces se muestran desafiantes expresando o sugiriendo “lo tomas o lo dejas”.
Se manifiestan liberados y emiten un mensaje de ser expertos en todos los intercambios, cautivando e incitando.
Como Acuario se relaciona con las intercomunicaciones pueden ser excelentes amantes para intercambios en el sexo a distancia, como Tele-sexo o por Internet.
Son más apasionados cuando no están, y hablan emocionándose con el sexo que en la realización del acto en sí. Sus fantasías a menudo implican intercambios no convencionales.

Si Venus o Marte están en Piscis, aquí podemos hablar de  gran imaginación y sutil coqueteo en sus intercambios. Estos amantes son incansables y abiertos a todas las vías de la expresión.
A veces, románticos y empalagosos, y como el camaleón, cambian de color según la ocasión.
En realidad ellos pueden parlotear mucho una noche, y estar ausente en la siguiente. Prefieren expresiones físicas del amor más que palabras y por lo general es como si se sintieran atraídos por el desequilibrio, buscando lo inalcanzable.
El auto-sacrificio, la compasión, incluso la religión puede mezclarse y confundirse en la expresión sexual. Son muy sensibles y sus fantasías son confusas y complicadas, se sienten atraídos a los oprimidos y/o necesitados.

Graciela Ramirez
Acerca de Graciela Ramirez 1257 Articles
Profesora de Astrología. Docente y Ex-Directora de la Escuela Astrologica del Hemisferio Sur, de Ars Magna Universitas, Depto. Didáctico de la Orden del Fuego.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

Comentarios