La meditación aumenta la materia gris

La meditación aumenta la materia gris

La meditación aumenta la materia gris

La meditación aumenta la materia gris. Espiritualidad.

Por Natalia Vidoz.

 

La meditación no sólo ayuda a armonizar la mente y a que el cuerpo no se resienta por las tensiones cotidianas, sino que efectivamente, podría aumentar la materia gris en el cerebro.

Una investigación llevada a cabo en la Universidad de La Laguna, encontró que efectivamente las personas que hacen meditación tienen más materia gris en el cerebro, tanto como un 7% más, en comparación con aquellas personas que no llevan adelante esta práctica con frecuencia.

La investigación se llevó a cabo mediante imágenes de resonancia magnética estructural, comparando las anatomías cerebrales de 23 practicantes experimentados de la meditación de Sahaja Yoga, y se comparó con los mapeos cerebrales de 23 personas que no meditan.

Se aclaró que ambos grupos tenían valores equivalentes en edad, género (proporción de mujeres y hombres) y nivel de educación. Todos los voluntarios eran diestros. A través de la técnica denominada Morfometría Basada en Voxeles se hallaron los volúmenes de materia gris en todos los participantes.

La técnica de Sahaja Yoga tiene por particularidad de que con la práctica se logra alcanzar un estado de silencio mental o “conciencia sin pensamientos” de forma regular, aunque no necesariamente en cada sesión de meditación. Por ello, esta técnica resulta una buena oportunidad para observar los correlatos neurales de este estado único de conciencia sin pensamientos. “La consciencia sin pensamientos es el objetivo final de la meditación tradicional, tal como se concibió originalmente en Oriente”, señalan los autores.

La materia gris es la parte del cerebro donde se encuentran los núcleos de las neuronas. Esta materia disminuye con los años, lo que significa que meditar mantiene a nuestro cerebro joven, al preservar su cantidad de esta materia. Otros estudios señalan que los practicantes de meditación tienen más materia gris en zonas del cerebro que se relacionan con el control de la atención y las emociones.

Este estudio ha corroborado estos datos, pero como novedad se observa que con un tipo de meditación la materia gris es mayor en todo el cerebro.

Son varias las enfermedades relacionadas con la pérdida de materia gris, como el Alzheimer, el Parkinson o la depresión. También se sabe que la materia gris se expande dependiendo de las partes del cerebro que más usamos, es decir, funciona como pequeños músculos que crecen en las zonas del cerebro donde hay mayor actividad neuronal, lo que se ha comprobado analizando el cerebro de personas con distintas ocupaciones y actividades como músicos, prestidigitadores, matemáticos y también otros meditadores.

De esta manera, la meditación suma un nuevo beneficio y es el de mantener nuestro cerebro sano y joven a lo largo de los años.

Comentarios

Comentarios

Comentarios