¿Los libros de autoayuda nos ayudan a crecer espiritualmente?

autoayuda

Es increíble cómo en los últimos años ha crecido más que notablemente la venta de todo tipo de libros de autoayuda y espiritualidad. Realmente encuentro un gran cambio en la sociedad que a mi parecer es causado por el gran vacío que siente el hombre hoy en día.

En realidad el hombre ya se ha cansado de todo aquello que la sociedad de consumo le ofrece y siente un vacío existencial, otra necesidad que va más allá de lo material. La gente desea encontrar calma, lograr aquél sueño que tuvo desde siempre y que no sabe cómo llevar a cabo y cultivar su espíritu lo cual es una muy buena señal pues todo ser humano debe crecer en la espiritualidad, mejorar cada día un poco más como ser humano y ayudar más a su prójimo, pero todo esto no lo puede lograr si antes no alcanza la paz interior como así también la dicha que siempre ha sido buscada afuera y que por el contrario se halla dentro de cada uno.

En lo personal he leído muchos libros de maestros que aparecen ahora y que datan desde antes de Cristo hasta hoy, es decir que arrancamos con Rumi, Yogananda, Tagore y seguimos con los más actuales como Osho, Louise Hay, Stamateas, Claudio María Domínguez y tantos otros que nos alientan a encontrar dentro de nosotros mismos la verdadera felicidad o lo que yo denomino plenitud que es aún mayor y más importante. Encuentro este cambio muy favorable para todos aquellos que acuden a estos libros no importa cuál sea la ideología religiosa que tengan porque todos estos libros contienen mensajes muy inspiradores, sanos mentalmente y ayudan a lo que yo defino como el “despertar de la conciencia”. Ya era hora como dijera el filósofo argentino ya fallecido, Jaime Barylko de elevar los valores humanos que se hallan en crisis tales como la bondad, la gratitud, el dar, la solidaridad y de esta manera desterrar de nosotros el rencor, el resentimiento, la envidia, el egoísmo y tantos otros sentimientos que nos hacen daño.

Algunos libros son mas “lights” y no dicen mucho o son muy repetitivos como encuentro en las páginas de  Louise Hay pero hay tanto en el mercado que siempre se hallará aquél libro que ha de ayudar a incentivar, estimular y provocar un cambio en quien lo lee. En especial recomiendo para toda persona que entra en el mundo de la espiritualidad aquellos libros de los grandes maestros como Yogananda, como Tagore o bien Osho y si el lector está buscando algo en concreto como la realización de un sueño, el hecho de encarar la vida desde otra mirada entonces podrán recurrir a los más notables hoy en el mercado como lo son los de Claudio María Domínguez o Bernardo Stamateas. Ambos personas que han estudiado mucho y que sin inculcar una religión específica ofrecen su ayuda y logran que los lectores despierten a la realidad. Existen libros tanto para la mujer como para el hombre como así también revistas que son muy vendidas.

Muchos dirán que son libros superficiales y de repente existen algunos que lo  son, pero lo importante es realizar una buena búsqueda antes de adquirir uno y saber el motivo por el cual se desea comprarlo. Lo importante es que no se compre un ejemplar por el solo hecho de leerlo en un día y dejarlo guardado en la mesa de luz, sino un buen libro al que se pueda recurrir siempre que el lector se sienta fracasado, desalentado y pensando o creyendo que alcanzar la felicidad es imposible puesto que no es así. Aliento a los lectores que desean crecer espiritualmente y los convoco a visitar librerías, a conocer un poco al autor y a decidirse por la compra del libro. Apoyo este cambio que abarca  no sólo a la sociedad Argentina sino a todo el mundo. Pensemos como los grandes lo han hecho y podremos ser grandes personas que es lo que en verdad interesa en esta vida.

Comentarios

Comentarios

Comentarios