Karaí Octubre, tradición guaraní para que los hogares sean bendecidos por la abundancia y la felicidad durante el año

Nuestras Tradiciones Guaraníes
Costumbres y Mitos
Celebración del “Karaí Octubre”

Hoy 1º de Octubre se celebra como todos los años, una tradición guaraní, muy arraigada en las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones y Santa Fe en Argentina y Paraguay, en este primer día del décimos mes del año.

Según cuenta la tradición este día; saldrá del ka’aguy (monte) un mítico personaje llamado “karaí octubre“.

Karaí Octubre

Este hombre que trenza su látigo o guacha de ysypo, camina encorvado, resguardado en las anchas alas de su raído sombrero de paja y el vive solo en el monte. Nadie lo ve, aparece solo una vez al año para comprobar que se cumpla la tradición de siempre este primer día de octubre. Viene preparado, con su rebenque o guacha, listo para castigar a quienes se atrevan a desafiar esta costumbre.

Le interesa sobremanera la cocina de cada casa. Pasa hasta donde las ollas están hirviendo sin importarle nada más. Lo ha hecho durante siglos. ¿Quién podría cuestionar su actitud?

Malhumorado el hombre y de pocas pulgas el Karai se pasea por los poblados haciendo sonar su látigo para anunciar su llegada. Las mayoría de las mujeres le ceden el paso y le dejan espiar en sus ollas. Pero aquellas que no han seguido la tradición, pretenden ahuyentarlo, temerosas, pero nadie se salva del castigo.

Si no encuentra suficiente comida se queda con esa familia para todo el año y, además de los guachazos, la miseria les acompañará por todo el año, con sus nefastas consecuencias.

De ahí que en todas las casas, cada 1º de octubre, no falta un suculento jopará bien servido, tomando como ingredientes los productos disponibles, el locro (o el locrillo) y el kumanda (poroto); acompañados de verduras (zapallo, zanahoria, papa, cebolla, tomate, choclo y kuratû) y queso criollo; todos los ingredientes son hervidos por varias horas hasta que, a punto, se convierte en uno de los platos más apreciados y deliciosos.

Yopará o Jopará

De esa forma la conciencia de toda la familia quedará tranquila por el resto del año. En cambio aquellos que se resistan y mezquinen la comida de ese día tendrán que convivir con el hambre por el resto del año.

Esta tradición nos muestra anualmente, a toda la familia reunida este día a la siesta, en torno a la mesa, para consumir el jopará con mandioca, a modo de preparación para soportar este mes de carencias.
Justamente a esta hora de la siesta, saldrá el karaí octubre a recorrer todos los hogares para asegurar un año de abundancia o de pobreza.

Aquellos hogares despreocupados donde nadie coma en abundancia o donde la comida es pobre, recibirán el castigo de tener que soportar un año de pobreza; en tanto que, aquellos hogares que presenten a la familia unida y comiendo a sus anchas, serán hogares bendecidos por la abundancia y la felicidad.

Esta tradición también enseña a prever el alimento durante los meses de “vacas flacas”, época que se inicia en octubre y que abarca hasta el 24 de diciembre.

Para los guaraníes, este mes era de pocas cosechas y escaseaban los alimentos. Ellos notaban que en esta época florecían los lapachos, y disminuían las reservas de alimentos, ya que no había frutos que recoger en el monte y los animales estaban muy flacos por la salida del invierno, y la agricultura que hacían como ser maíz, mandioca, batata, recién se sembraba a partir de allí.

Es por esto que los guaraníes recibían y reciben el mes de octubre con este delicioso guiso jopará, para conjurar al Karaí Octubre.

Principalmente en el Paraguay, no obstante los tiempos modernos, en que se dificulta la elaboración del jopará siguiendo el ritual ancestral; en los centros urbanos -donde la gente trabaja en oficinas y ya no tiene el tiempo necesario para preparar el jopará- ocurre un fenómeno nuevo: al mediodía todos concurren a los mercados municipales o centros gastronómicos a solicitar su plato de jopará. Es así que estos centros comerciales prepararán litros y litros de jopará para poder satisfacer la gran demanda que habrá en este día, dándole actualidad a esta hermosa tradición.

Para todos los que celebran esta tradición, les envío los mejores deseos y propicio para todos los hogares se vean favorecidos por la abundancia y la felicidad en este ciclo.

Graciela Ramirez
Acerca de Graciela Ramirez 1257 Articles
Profesora de Astrología. Docente y Ex-Directora de la Escuela Astrologica del Hemisferio Sur, de Ars Magna Universitas, Depto. Didáctico de la Orden del Fuego.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

Comentarios